Cartoneros de Rawson exigen al municipio un espacio físico para acopiar material y realizar ventas colectivas

La Cooperativa Carreros Unidos es fuente de ingreso de alrededor de 100 familias. Para llevar adelante su trabajo dignamente, necesitan un galpón para juntar el cartón y venderlo a otras provincias a precios justos y sin intermediarios.

El pasado jueves 7 de abril, cartoneros de la Cooperativa Carreros Unidos, se reunieron con el Intendente Rubén García con el motivo de exigir un espacio físico para trabajar el material reciclado. Según Ariel Tello, reciclador y miembro de la  asociación, el funcionario no les garantizó una solución ya que ofreció un espacio en el ex Camping Foecyt para edificar un galpón. Esto requeriría de una obra que podría demorar entre dos y tres años. Ariel comentó a La Mecha que ellos vienen exigiendo a distintas autoridades del municipio un espacio físico para llevar adelante su labor desde hace más de dos años y que necesitan soluciones urgentes.  

En el trabajo del reciclado, la necesidad de un galpón para acopiar el material es central porque permite desarrollar una labor colectiva que aúna el esfuerzo de todos los cartoneros. Un lugar propio permitiría a los recicladores juntar grandes cantidades de cartón, pesarlo, enfardarlo y venderlo a grandes empresas fuera de la provincia a través de camiones que les proporciona la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCyR). Esta logística, permite la venta directa del material reciclado a las empresas, sin intermediarios. Según Ariel, en San Juan el kilo de cartón se vende a alrededor de $30, mientras que la FACCyr consigue venderlo a alrededor de $50. 

La Cooperativa Carreros Unidos aún no ha podido concretar el objetivo de realizar una venta colectiva por falta de un espacio físico. “En este momento estamos juntando el material en la casa de un compañero, pero tenemos muchos problemas porque el lugar es chico y los vecinos se quejan constantemente porque el material atrae plagas como ratas, vinchucas”. Comentó Ariel Tello.

Casa de un compañero de la cooperativa donde juntan el material actualmente. Foto gentileza del MTE. 

Para gestionar el camión que viene desde Buenos Aires, es necesario juntar entre 40.000 y 50.000 kilos de cartón y además, enfardar el material con una máquina industrial. Según Pablo Dojorti, militante del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y referente de la cooperativa, ellos ya tienen la balanza y suficientes fondos para acceder a la maquinaria, pero  sin espacio físico es imposible por las características del aparato. “Es una máquina industrial grande, que utiliza energía trifásica y no puede estar a la intemperie”, comentó el referente.

 

Según Ariel Tello, las negociaciones con el municipio están en marcha y esperan ser recibidos por el Intendente nuevamente después de Semana Santa. El apoyo del Estado en el trabajo de los cartoneros es fundamental. Sin buscarlo, ellos cumplen un rol central en el medio ambiente porque son ellos los que evitan que los residuos terminen en grandes basurales. Según la FACCyR, los recuperadores urbanos reciclan a diario 10.000 toneladas de residuos en Argentina. 

Para conocer más sobre el trabajo de los cartoneros mirá la Crónica Mechera:

Scroll to top