14 de febrero: ¿chocolate o dildo?

La sexualidad se vive, se siente y se manifiesta, ¿por qué no explorar de forma distinta y divertida? Conocé todas las opciones que te brinda un sex shop sanjuanino.

El mundo de los juguetes sexuales está cargado de prejuicios, mitos, miedos y misterio, por eso es de gran importancia entender al juguete sexual como una herramienta, un complemento, que permite aumentar el placer durante el sexo y no atenta contra la actividad sexual natural ni contra la salud. En el día de los enamorados el lema es «atreverse».

Esta clase de juguetes son ideales para adentrarse en las prácticas sexuales dinámicas, además ayudan a que tengamos mayor conocimiento sobre lo que nos gusta y lo que le gusta a nuestra pareja. ¿Alguien dijo más orgasmos? Otra de las ventajas es que son económicamente accesibles.

El camino para entender los productos de un sex shop:

Los lubricantes facilitan la penetración vaginal o anal. Existen distintos tipos de lubricantes, por ejemplo, los que se destacan por el sabor (chicle, vainilla, frutilla, mojito, chocolate, etc.), lo que estimula al sexo oral. También se pueden encontrar los que generan efectos de calor o frío, los que sirven específicamente para sexo anal, entre otros.

Lubricantes sexuales

Los juegos de cartas/dados son una gran opción para divertirse y disfrutar en pareja. Ambos indican acción, lugar y tiempo, por ejemplo “chupar – cuello – 3 minutos”. Así mismo, los disfraces son el accesorio perfecto para jugar con la imaginación, como también los arneses.

Es clave saber que existen 3 tipos de juguetes:

1. Estimulador externo: se utiliza, como su nombre indica, solo en zonas externas para estimular, por ejemplo en pezones, testículos y clítoris.

Según Yanil Páez, vendedora del sex shop, «se podría decir que el gran tabú de los hombres sanjuaninos es la locación del punto G. La estimulación de próstata en el hombre está muy limitada porque se considera que es una práctica exclusiva de personas homosexuales, cuando en realidad no». El juguete para esta zona es el estimulador de próstata. Este es un estimulador externo y se coloca en la base del pene, debajo de los testículos, de manera tal que queda fijo en el ano. 

Otro tipo de estimulador es el anillo vibrador, que se debe posicionar en la base del pene. El anillo, al ejercer una ligera presión, la erección se vuelve más firme y duradera, así como también permite retardar la eyaculación. Además, emite vibración, lo que produce placer en las 2 personas involucradas.

2. Dildo: el clásico que ayuda a la penetración, doble penetración y masturbación vaginal o anal. Hay variaciones de forma, tamaño, grosor y longitud. El dildo no emite vibraciones.

3. Vibrador: sirve para estimular y penetrar a la vez. Como en el caso del dildo, los vibradores presentan distintos tamaños, texturas y colores. Algunos vibradores solo se utilizan para estimular al clítoris.

Desde La Mecha agradecemos a Yanil Páez, dueña del local “Sex Shop San Juan”, quien nos brindó información y nos permitió tomar las fotografías.

Recordatorios:

A través de los fluidos se propagan enfermedades de transmisión sexual, si los juguetes son para compartir, por ejemplo, el dildo, se debe hacer con preservativos distintos. Se debe mantener total higiene en los productos. Por último, La introducción de cualquier juguete debe hacerse con consentimiento.

Scroll to top